domingo, 27 de enero de 2008

Al final ¿A quién?

Al final todos somos solitarios... Nos acompaña la soledad con el nombre y la forma que sea, con el aroma y el sabor que deseas... Aquí un ejemplo y una canción para acompañar el texto.

I

- No es necesario que vengas por mí.
- Yo quiero ir por ti, de verdad te extraño.
- En serio, no es necesario, mira; yo me voy caminando y llego en diez minutos. No te voy a poner a dar toda esa vuelta para cinco minutos en carro.
- Necesito verte.
- Yo también necesito verte. No sabes cuánto te extraño.
- ¿En serio?
- Es qué si no te veo me va a dar algo.
- ¿Por qué eres tan bello conmigo?
- ¿Por qué eres tú tan bella?
- Yo no soy bella.
- Eres lo más hermoso de este mundo.

II

- No sabes cuánto anhelaba tus besos.
- Y yo los tuyos.
- Eres la persona que mejor me ha besado.
- No seas mentiroso.
- Yo no miento, y menos a ti, tu me conoces más que nadie.
- Yo sé, cariño.
- Hueles muy rico.
- Es mi perfume.
- No, va más allá.
- ¿Cómo? Ese es mi perfume.
- Hueles a otra cosa. Hueles a ti, a dulce, no sé, es que…
- Aquí en el cuello, ven.
- ¿Ves? Es distinto, como a tibio. No sé, no sé, si las sonrisas exudaran un olor ese sería el tuyo.
- Qué lindo.
- Es en serio. Hueles a tus besos, a hormigueo, a rubor…
- Me avisas cuando salgas, capaz paso nuevamente por ti…
- No quiero apresurarte ni que te preocupes por mí. Quiero que estés tranquila, que aunque no estés tu sabes que siempre estarás conmigo y yo contigo y este sentimiento como canal tácito de comunicación.
- No sé lo que has hecho conmigo.
- ….
- Ahora me haces más falta…
- ¿Me das otro beso?
- …
- …
- …
- Otro para el camino.
- Avísame cuando llegues.
- Ok.
- Te quiero.
- Yo también.

III

- Ya salí.
- Yo no, si me esperas un momento voy para allá-
- ¿Cuánto tiempo?
- No sé ¿Una hora?
- Me hubieras dicho setenta e igual te espero.
- No me digas esas cosas que me da pena.
- Ni que no te lo merecieras.
- No, claro que no.
- Si, cariño, yo te quiero, en todo el sentido de la palabra. Te quiero aquí, allá; te quiero besar, te quiero extrañar, te quiero esperar.
- Bueno… esta bien.
- Yo doy una vuelta aquí y te espero ¿Te parece si después vamos al cine? Comemos algo, una copita de vino, un café…
- Vale, pero yo invito.
- Eso no, yo te quiero invitar también.

IV

- …
- …
- …
- …
- …
- …
- …
- Mejor apaga el aire, se va a recalentar el auto.
- Ya no puedo vivir sin tus besos.
- Yo muero por tus besos.
- …
- …
- …
- …
- Me encanta besarte el cuello, es que no solo es besarte, es olerte, es acariciarte furtivamente los lóbulos, es una excusa más para estar más cerca de tus recuerdos.
- …
- …
- No me respetes tanto.
- …
- …
- …
- Me provocas de todo.
- Me provoca provocarte.
- ¿Estás nervioso?
- Contigo siempre
- ¿Por qué? Pareciera como si hubiésemos nacido juntos, con ésta confianza ya tan grande, y todavía te pones nervioso… No sé si es porque te intimido o porque de verdad eres muy tímido…
- Ambas.
- Qué bello eres.
- Tú eres más bella.
- …
- …
- …
- …
- …
- …

V

- Ya llegué a mi casita.
- Menos mal, ya te iba a llamar, demoraste algo, estaba preocupado.
- Había algo de tráfico.
- Bueno, ya llegaste.
- Si me pasa algo te pones triste.
- Si te pasa algo soy capaz de entristecer al resto del mundo.
- Te extraño.
- Yo también te extraño.
- …
- Te quiero.
- Yo también.
- Duerme rico.
- Tu también, un besito.
- …
- Muack.

VI

- Quería hablar contigo.
- Ya veo.
- Te sientes bien.
- Sí. Aunque imagino que no por mucho.
- No me digas eso.
- ¿Qué pasó?
- Estuve pensando que esto no está bien.
- Ok.
- Y qué puedo hacerte daño y hacerme daño.
- Ok.
- Y qué esto no va para ningún lado.
- Ok.
- Y qué ha sido algo muy bonito.
- Ok.
- Y qué sigues siendo alguien muy especial.
- Ok.
- …
- …
- …
- …
- Cuídate.
- Ok.

VII

- No importa, yo espero a que salgas.
- No puedo, vete.
- No importa, en serio, si no es así no te veo.
- …
- …
- ¿Qué pasó?
- Sólo quiero hablar contigo.
- Dime.
- Tiene que ser en persona.
- No puedo, ya te dije.
- Entonces tranquila.
- Te dije que no puedo ni hoy, ni mañana, ni pasado, estoy muy complicada (A.K.A: no te quiero ver más nunca)
- Ok, está bien.
- Si es por lo otro ya yo fui muy clara y no quiero hablar más de eso contigo porque fue una etapa que ya yo cerré y puse las cosas en claro y un punto y final y nada de lo que me digas me hará cambiar de parecer.
- No quería que te pusieras así (A.K.A: todo lo contrario). Yo te llamo otro día (A.K.A: menos mal que hace unos días me querías)
- Ok, cuídate (A.K.A: hasta nunca)

VIII

- …
- …
- …
- …
- …
- …
- …
- …
- Bueno, traté de llamarte durante toda la tarde, evidentemente no pude comunicarme contigo. Comprendo que no quieras volverme a hablar (A.K.A: en verdad no comprendo, y no sabes cuánto me duele, pero callo igual). Quería decirte que si me abandonas, a quién miro, quién me acompaña, Soledad.

Autor: Marcos Mendoza

No hay comentarios: