lunes, 20 de abril de 2015

Estar sola...o no.

Ser feliz solo depende de nosotros mismos, porque eso lo llevamos dentro, porque somos nosotros quienes tenemos el poder de liberar esa felicidad.

Crecemos escuchando que "no necesitamos a nadie" para ser felices, ni nada para serlo, pero ¿què bonito es saber que tenemos un techo donde pasar la noche para no perdernos, cierto?  Es allì donde ese "nada" se vuelve confuso. Una casa no es una persona pero incluso una persona puede hacerte sentir igual de còmoda y segura y puede producirte cierta tranquilidad. Pero no, por supuesto que no necesitamos a alguien para ser felices. No.

Nunca necesitaremos a nadie hasta que alguien aparezca y te cambia un poco la vida.

Uno, solo, està bien, pero de repente aparecen y sin permiso, te hacen sentir mejor. Ese "no necesito a nadie ni nada", se eleva a un nivel superior, cuando aùn sabiendo que no necesitamos nada, cala en nuestro ser para liberarnos de nosotros mismos y cambiarnos tanta rigidez un poco.

Quizàs eso no sea necesidad sino amor o cariño, como quieran llamarlo. De ese amor que nace, que es sano y que no nos envuelve en la estupidez de los que ven corazones para luego darse los golpes màs duros de la vida, propiciados por nuestra propia incapacidad de ver, con firmeza y seriedad, que la vida no se vive de ilusiones. Si no de realidades. Las madres aman a sus hijos. Los hermanos aman. Los abuelos aman, No es querer y ya. Es amor, bonito. De ese donde aprendes a dejar de ser egoísta y ser un poco màs para otros.

Yo, siempre he estado sola y siempre he sido solitaria. Suena parecido, pero no lo es. Tantos años pasè ya, con intentos infortuitos de "querer", intentos no correspondidos.

Pocas experiencias. Ninguna agradable, realmente, pero sí una más grande que la otra. Una más sana que otra. Una màs madura que la otra Luego me neguè a todo. Me neguè a querer. A volver a ser yo. Tenìa mi vida para mi sola, sin mayores responsabilidades, tuve todo el tiempo del mundo, y no me tocò.

Dicen tambièn que "el tiempo de Dios es perfecto", pero, a veces es una gran estupidez. Es solo una frase creadas por quienes han vivido frustrados.

Así, sin más.

No hay comentarios: