viernes, 4 de julio de 2008

EL BESO

___




¿Qué hay en un beso? Cuando se medita y se examina con calma el asunto ¿qué puede haber de alarmante en un beso? ¿qué es el beso? los labios se contraen, acarician suavemente una mejilla, se separan luego, y...ya está!

He aquí lo que es el beso considerado en abstracto!

En abstracto! tómesele tal cual es, considérele filosóficamente ¿qué mas hay el él?

Millares de millares de personas han sido hechas felices por cuestión de un beso, al paso de millares de millares se han sentido desgraciados y han rodado, por causa de él, a los profundos abismos de la deseperación; y sin embargo si se entra a examinar con calma el hecho es pura y simplemente la contracción de unos labios, un casi ruido y...voilá!

En todos los grados de la humanidad hay besuqueo. Váyase por do quiera, al país que quisiéreis, de seguro que se tropezará con el beso! Existe por tanto, en él, y a pesar de los pesares, una visrtud misteriosa.

(...)


El beso electriza, enciende la sangre y hace latir el corazón que ni tambor de parada. Hace centellear los ojos que ni estrellas en noche clara y fría. Es algo que no puede olvidarse. No hay idioma que lo traduzca ni frases que lo expresen, y además ¿qué hay en la naturaleza que iguale su aroma vaporoso? ¡Qué espiritual es! no es tangible y por tanto no puede comerse.

Es insaciable pues que el paladar no lo saborea.

Es invisible, incorpóreo. No es potable, ni transferible. No es sutancia, ni es líquido, ni es vapor. No tiene color ni forma: La imaginación apenas puede concebirlo. No se puede ni imitar ni falsificar. No está confiado a ningún país, ni es especial de ningún clima, es universal.

Una vez completado deja de ser, pero se reproduce instantaneamente y por tanto en inmortal. Es tan viejo como la creación y sin embargo es tan joven y tan nuevo como el primer día. Prevalece en la naturaleza toda. La brisa al pasar besa la rosa, y la vid descolgada se inclina y ocultando en sus antenas en rubor que la invade, besa al riachuelo que alza sus pequeñas olas como labios ansiosos de recibir la esperada caricia. No lo dudéis, Eva lo aprendió en el Paraíso y hay en él algo de tan transcendental que fué sin duda en Ángel que lo creó, quien le enseñó si vistud y su variada belleza.

¡Como se adapta a todas las circunstancias! El beso de la bienvenida, el de la despedida; el beso largo, lánguido, prolongado, apasionado, omnipresente; el robado y el mútuo; el beso amoroso, el beso de alegría, de dolor, de aficción; el sello de la promesa, el recibo del cumplimiento. ¿ Es acaso pues extraño que la mujer cuya armadura consiste en besos, sonrisas, suspiros y lágrimas, sea invencible?




P.D: ....No encontré el nombre del autor. Lo seleccioné de unos de los tomos de una periódico venezolano bien antiguo...=p

2 comentarios:

Macleod dijo...

...junto a la mirada,,el beso es la ventana a sentimientos que a veces son desconocidos,,pero cuando se juntan ellos ,,puess han de conocer esos futuros sentimientos de amor y un largo que se yoo..! ,,se dan la mano, 1ro ves y 2do sientes,,,combinacion perfecta..!!..peroo..el beso es rico,...o no??

Candelaria dijo...

"Le baiser de l’hôtel de ville", excelente foto, del excelente Robert Doisneau.
Salutes!