martes, 19 de febrero de 2008

¡Apariencia perfecta!

¡Quiero ser una barbie!



No es casualidad, entonces, que

Obsesionarse por llegar a tener la figura de una top-model es un problema tan extendido entre las mujeres de hoy en día, que a la mayoría de ellas les resulta normal tener este tipo de trastorno, el cual, en no pocas oportunidades, termina manifestándose en un cuadro de bulimia o anorexia.

Efectivamente, los especialistas señalan que han podido observar cómo la obsesión por alcanzar una figura inalcanzable, ha provocado en muchas mujeres constantes depresiones e insalubres cambios dietéticos, que las lleva, justamente, a calmar la ansiedad comiendo de más, lo que les provoca aún más culpas y angustias y las conduce a entrar en un circulo vicioso del que les cuesta cada vez más salir.
En la década de los noventa, es decir la época de la delgadez extrema y el culto de la imagen, la mujer promedio haya pasado a pesar 75 kilogramos, cinco kilos más al compararla con la mujer promedio de dos décadas atrás.

Queda claro, entonces, que una de las formas de no excederse de peso, es, justamente, no tener la obsesión de no hacerlo. Sin embargo, todos los especialistas coinciden en afirmar que esto no es nada fácil, pues el ideal de un cuerpo muy delgado ya está profundamente arraigado en la psiquis femenina, e incluso aunque los medios cesarán con su bombardeo de imágenes de 90-60-90’s, los expertos creen que todavía se necesitaría un buen tiempo como para desterrar la perniciosa idea del cuerpo ideal-imposible.

Incluso, para muchos expertos ya se está en la tercera generación de mujeres con obsesiones y trastornos dietéticos, pues afirman que existe más de un caso en donde tratan a pacientes cuyas abuelas también eran anoréxicas.

Un cuerpo de muñeca La celebre muñeca Barbie pareciera ser el ideal al que muchas mujeres apuntan cuando se trata de elaborar una dieta. Sin embargo, según un reciente estudio desarrollado en los Estados Unidos, se pudo saber que, para lograr las formas de una Barbie, una mujer promedio debería crecer 50 centímetros, reducir 15 centímetros su cintura, y agregar 13 centímetros a su busto.

Sin dudas, un anhelo imposible de concretar, pues es evidente que no se puede alcanzar el estándar del cuerpo de la célebre muñeca. Y sin embargo, son cientos de miles las que lo continúan intentado, en una carrera que nunca llega a la meta deseada.

De hecho, los especialistas señalan que es totalmente errónea la idea de que el cuerpo puede moldearse a voluntad. Pero es justamente la creencia opuesta la que lleva a muchas mujeres a destrozar literalmente su salud con todo tipo de dietas, sintiéndose culpables si no lo hacen, pues, dentro de su concepción, sus cuerpos no son lo que “deberían ser” por exclusiva culpa de ellas.

Por eso, según estos expertos, la clave para comenzar a retornar a la senda saludable, que es también el camino para tener la mejor figura dentro de los propios limites, es empezar a abandonar la errónea concepción de que el cuerpo es exclusivo producto de la voluntad, así como también la falsa y nociva idea de que un cuerpo imperfecto es el reflejo de una persona imperfecta.

Este último punto, resaltan, es esencial, pues si estas mujeres logran que su autoestima deje de estar determinada por su imagen en el espejo, podrán entender que el carácter, la frescura, inteligencia, simpatía, y otras cualidades, no tienen ninguna relación con el talle.






Personal:




Hace alrededor de dos años me enviaron una de esas cadenas por mail. Primera cadena que me causó tanta impresión, pues no creia que algo asi en realidad pasara! No escapo de ser una chama que está muy pendiente de la apariencia física, a la final siempre se busca una armonía, pero...es realmente impresionante lo que algunas mujeres llegan a hacer para "llenar" los patrones de belleza que para ella son "perfectos". Al final de esa cadena...aparecía la dirección de una página web ( dude mucho sobre su veracidad hasta que entré en ella...) En lo particular, me traumó en el momento. No era para menos. Ciertamente, con los consejos que ahí daban..cualquiera bajaría de peso facilmente. "Cariñosamente" las mujeres llaman a la Anorexia (Ana) y a la Bulimi (Mia)..fantástico, hasta nombre cariñosito le colocan! ò_ó...








...que cosas! que en mi opinión las chicas como la "del espejo", son de un lindas...= ) ..Pero...!

No hay comentarios: